Día de la Divina Pastora

Este sábado celebramos la fiesta de María, Divina Pastora, llenando nuestras aulas de alegría y celebraciones.

María Ana Mogas, en su vida,  siempre tuvo a la Virgen María, como madre e intercesora. Bajo la advocación de la Divina Pastora, descubrió como María de Nazaret, nos acoge como pastora y nos une a nosotros, “su rebaño”, para acercarnos a su Hijo Jesús. Ella no permite que ninguna “oveja” se pierda, que  se aleje demasiado de Dios, y si lo hace,  Ella es el camino que nos reconduce y nos guía.

Así pues, la Divina Pastora definió su estilo de vida, de relaciones con otras personas y de misión evangelizadora. Un carisma que sigue vivo hoy en nuestra comunidad educativa: desde que entramos al colegio por primera vez y la vemos en la capilla, hasta cuando nos despedimos del centro para continuar por el camino de la vida. Ella siempre nos acompañará en nuestro caminar.

Por eso, celebremos con alegría a María, Divina Pastora, démosle gracias por ser nuestra Madre, por guiarnos y acompañarnos todos los días de nuestras vidas.

¡Compártelo!

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Fundación Ana Mogas

Fundación Ana Mogas

Relacionado

Otras entradas