En cumplimiento de la normativa vigente, sintetizamos los siguientes aspectos que creemos más convenientes:


Alumnos de Educación Primaria

  • La evaluación de los aprendizajes del alumnado en la Educación Primaria será continua y global y tendrá en cuenta su progreso en el conjunto de las áreas del currículo.
  • Para las calificaciones de los alumnos se tendrán en cuenta los objetivos y los conocimientos adquiridos en cada una de las áreas, según los criterios de evaluación establecidos en el currículo y concretados en las programaciones didácticas.
  • Cuando el progreso de un alumno no sea el adecuado, se establecerán medidas de refuerzo educativo.
  • Los alumnos accederán al ciclo siguiente siempre que se considere, de acuerdo con los criterios de evaluación de las diferentes áreas, que han alcanzado el desarrollo correspondiente de las competencias básicas y el adecuado grado de madurez.

Alumnos de Educación Secundaria Obligatoria

  • Los alumnos de ESO, tendrán una evaluación inicial (septiembre), tres evaluaciones dentro del período lectivo y la prueba global de final de curso (junio). Esta prueba consistirá en un repaso de los temas fundamentales de cada materia. Si ésta fuese negativa, el profesor señalará una recuperación adecuada.
  • Según la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre para la Mejora de la Calidad Educativa LOMCE, que modifica en su artículo único la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación LOE, se recuerda que:
  • Los alumnos promocionarán de curso cuando se hayan superado los objetivos de las materias cursadas, o cuando, tras la celebración de la prueba extraordinaria de septiembre, tengan evaluación negativa en dos materias como máximo. Se repetirá el curso en su totalidad con evaluación negativa en tres o más materias, o cuando sean negativas dos materias coincidiendo Lengua Castellana y Literatura y Matemáticas.