¡Esta semana estamos de fiesta! Es la semana de San Francisco y María Ana, los que iniciaron nuestra familia carismática.

Nos preparamos al día de su fiesta con actividades, salidas, convivencias… que nos ayudarán a conocerlos mejor, sentirnos más cerca de ellos y, con su ayuda, ser cada día más franciscanos en nuestras actitudes y acciones.

El 6 de octubre de 1996 en Roma, María Ana fue beatificada en la Plaza de San Pedro por el Papa Juan Pablo II.

En la homilía de la Beatificación Su Santidad nos dijo:

“La alegoría de la viña nos habla del amor entrañable de Dios por sus hijos. A este amor supo responder generosamente la madre María Ana Mogas Fontcuberta y dar así abundantes frutos. Ella, renunciando a una posición social acomodada, forjó, junto al sagrario y a la cruz, su espiritualidad inspirada en el Corazón de Cristo y basada en la entrega a Dios y al prójimo con "amor y sacrificio". Fiel al ideal franciscano, mostró preferencia por los Plaza de S. Pedro, Roma 6 de octubre de 1996 pobres, la capacidad de perdonar y olvidar las ingratitudes e injurias, así como la dedicación a los enfermos y a los que padecían alguna carencia. De ese modo respondió a llamada del Señor a trabajar en su viña, con un estilo tan auténtico, que su santidad no impedía que fuera tan jovial...
Este es el estilo que transmitió a su hijas, las Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor, expresado en su última exhortación: 'Amaos unas a otras como yo os he amado y sufríos como yo os he sufrido: Caridad, caridad verdadera. Amor y Sacrificio'".

(Extracto de la homilía del Santo Padre, en su Beatificación, 06.10.96)

Si quieres saber más acerca de nuestra fundadora y de la familia que la conforma,

¡FELIZ SEMANA Y FELICES FIESTAS A TODOS!

Destacado: